Skip to main content

Fuera de juego (24): "Fueradejuego Way"


Comments

Anonymous said…
Wenas,

soy Hiperion. Sí sí, el que postea en Felizonia.
Descubrí la semana pasada tu blog, y la verdad es que stoy fascinado. Tus tiras son geniales, todas y cada una de ellas. Me encanta tu trabajo, y finalmente me he animado a escribir un comentario.

De hecho, tu blog nos ha ayudado a un amigo y a mí. Ambos queríamos realizar algún tipo de comic o similar desde hace tiempo. Sin embargo, no sabíamos como llevar a cabo la idea, y viendo tus tiras, al final optamos por hacerlo así, en forma de tira (aunque lo nuestro más bien serán cutre-tiras XD).

Pues eso, enhorabuena por tu trabajo, y que intentaré pasarme a menudo por aquí a comentar.

Saludos.
Dany el Ñoño said…
Mola la tira, y real como la vida misma además, las teleseries juveniles-colegiales-argentinas nos invaden, buey.
El origen secreto de Kike está muy simpático pero no me lo creo, no me lo creo, esa múltiple relación la obtuviste a posteriori :-D

Un saludo
Hola, Hiperion, muchas gracias por tu comentario, ya sirvo hasta de inspiración a otros y todo...me has alegrado el día. Bueno, el día en que vi el comentario, que no fue hoy. Bienvenido y pásate siempre que quieras, sobre todo si pones comentarios que suban tanto la moral como éste.

Dany, aunque no fue totalmente consciente, le puedo asegurar que los dos primeros personajes rondaban por mi cabeza cuando iba redefiniendo al personaje, el tercero también en parte en cuanto a la personalidad y el pelo compuesto en líneas...y el último, también, aunque de forma más insconciente, pues nunca fui muy seguidor de Zipi y Zape. La verdad es que no recuerdo en qué estaba pensando cuando lo dibujé la primera vez pero luego, sin querer o no, he tomado cosas de todos ellos. No sé si haré el origen de otros personajes pero probablemente entonces sí que tendría que inventar un poco más...
Sobre todo siempre he intentado ponerle expresiones que recuerden al estilo de Chuck Jones.

Popular posts from this blog

No diga "Sí", diga "Oui"

Una de las cosas que me han regalado estas navidades ha sido un par de dvds de El Inspector, aquellos dibujos que solían acompañar a la Pantera Rosa en su entrañable "show" televisivo recientemente recuperado por Cuatro, ese canal que, al menos en sus inicios, se especializó en el refrito y en la nostalgia.
Cuando era pequeño me llamaban especialmente la atención los dibujos animados protagonizados por animales, así que en El show de la Pantera Rosa mis favoritos eran los de la propia Pantera, y también otros como El oso hormiguero y la hormiga. Sin embargo recuerdo vagamente haber disfrutado también con el Inspector, pero el caso es que no tenía muy frescos sus dibujos hasta que volví a ver alguno, de pasada, en Boomerang y me pareció que tenía buena pinta.

Más tarde adquirí la edición en dvd de todos los cortos de la Pantera Rosa y aún es el día en que no los he visto todos. La Pantera era un gran personaje y algunos de sus cortos son desternillantes, pero las situaciones m…

Fuera de juego (86): Recortable

Veremos qué pasa...de momento no pinta bien la cosa...
Clowes contra el mundo.
La tercera adaptación cinematográfica de un cómic de Daniel Clowes vuelve a presentar a un protagonista, Wilson, que ve con ojos críticos el entorno que le rodea. Repasamos la trayectoriadel dibujante norteamericano como guionista de Hollywood.
En la historieta corta “Guante de seda”, publicada originalmente en el número once de la revista Eightball en 1993, el dibujante norteamericano Daniel Clowes (Chicago, Illinois, 1961) ilustraba una supuesta adaptación cinematográfica de su cómic“Como un guante de seda forjado en hierro” en la queHollywood malinterpretaba la surrealista y siniestra obra de partida para convertirla en un superficial producto de acción. Al final de la historia la pareja que está viendo la película revelaba algunos datos sobre el dibujante que la había escrito: “¡Ganó un montón de pasta con la película y se hizo adicto a la cocaína, y se endeudó con la mafia, y ahora se ha hecho evangelista!” A pesar de esta desconfiada visión del mundo de Ho…