Tuesday, January 08, 2008

No diga "Sí", diga "Oui"

Una de las cosas que me han regalado estas navidades ha sido un par de dvds de El Inspector, aquellos dibujos que solían acompañar a la Pantera Rosa en su entrañable "show" televisivo recientemente recuperado por Cuatro, ese canal que, al menos en sus inicios, se especializó en el refrito y en la nostalgia.

Cuando era pequeño me llamaban especialmente la atención los dibujos animados protagonizados por animales, así que en El show de la Pantera Rosa mis favoritos eran los de la propia Pantera, y también otros como El oso hormiguero y la hormiga. Sin embargo recuerdo vagamente haber disfrutado también con el Inspector, pero el caso es que no tenía muy frescos sus dibujos hasta que volví a ver alguno, de pasada, en Boomerang y me pareció que tenía buena pinta.

Más tarde adquirí la edición en dvd de todos los cortos de la Pantera Rosa y aún es el día en que no los he visto todos. La Pantera era un gran personaje y algunos de sus cortos son desternillantes, pero las situaciones mudas y en ocasiones algo repetitivas, especialmente en los cortos menos inspirados, llegan a saturar si intentas ver muchos seguidos, y los de la última época resultan especialmente tediosos.

Tengo que admitir que por alguna razón me gusta más el humor hablado, basado en los diálogos. Al redescubrir estos dibujos del Inspector en dvd me he dado cuenta de que son verdaderos clásicos y que no tienen nada que envidiar a los de la famosa pantera. No son como esos dibujos que la nostalgia nos hace creer que son clásicos y vistos después de un tiempo descubres que eran un poco coñazo (como Scooby Doo o los Autos Locos). Estos ganan viéndolos ahora. Hacen uso de un grafismo simple pero atractivo, al igual que los de la pantera, con unos diseños sencillos que se encuentran entre lo más simpático del trabajo de Friz Freleng, uno de los dibujantes de la Warner cuya obra, al menos dentro de esa compañía, es algo menos buena que la del resto de sus compañeros directores. Pero en los cortos de la Pantera Rosa y El Inspector, en colaboración con David H. DePatie, consigue un estilo nuevo y atractivo.

El Inspector es una caricatura sencilla pero eficaz del gran Pe
ter Sellers y tanto el doblaje como su torpeza tienen poco que envidiar a su homólogo de carne y hueso. Además los dibujos incluyen un surrealismo notable que no estaba tan presente en los filmes de Blake Edwards (los cuales también debería revisar un día de estos) y que a la postre los hace quizá más modernos que aquellos filmes (divertidos pero algo añejos y si no recuerdo mal muy irregulares). La galería de villanos no tiene nada que envidiar a la de Dick Tracy: tipos con dos o tres caras, ladrones con varios brazos, almejas con traje de marinero y otros individuos de similar calaña.

Pero quizá el más entrañable de los personajes es el ayudante del inspector, Deux Deux (pronunciado "Dodó"). Adormilado, bonachón e infantil, se supone que es un personaje franco-hispano, pero tan pronto habla de la "soleada Barcelona" como se atiborra de enchiladas, aunque el Inspector le ordena que cierre su "bocaza española" él usa expresiones como "¡Santos Frijoles!", lo cual parece indicar que nos encontramos de nuevo ante la lamentable confusión de los países americanos con respecto a nuestra patria. En todo caso esto resulta una mera curiosidad y no merma la diversión de los capítulos. Lo cierto es que todo esto se me pasaba por alto cuando veía estos dibujos de pequeño.

Además de la violencia que estaba también presente en las películas de Blake Edwards, y en general en toda forma de entretenimiento previa a la imposición de la dichosa corrección política, llama la atención lo humanos y "crápulas" que llegan a ser estos personajes, lo que los hace enormemente entrañables, hasta el punto de que el Inspector ordena a su ayudante que deje de lado una joya que acaban de recuperar sólo para que le acompañe a echar un vistazo a un espectáculo sexy de Can Can (¡dentro de un huevo!) . En otro corto una mujer de dudosa reputación seduce a Deux Deux en un antro de mal aguero, provocando la envidia del Inspector.

Si acaso mejor que todo lo anterior son los juegos de palabras, en los que destacan los numerosos usos de la frase "No diga Sí, diga Oui" que el Inspector repite a su ayudante. Para pillar todas las gracias es necesario ver los dibujos en versión original, a pesar del encanto nostálgico del doblaje mexicano.

En el segundo dvd editado la cosa pierde fuelle. Para empezar el personaje de Deux Deux apenas aparece y las situaciones se vuelven más tópicas, menos originales. No sé a qué se debió este cambio, pero en todo caso aún siguen apareciendo algunos villanos y situaciones curiosas.

En cualquier caso sirva este pequeño apunte para reivindicar unos dibujos hoy en día un poco olvidados y como recordatorio de que en el mundo de la animación casi cualquier tiempo pasado fue mejor...al menos en lo que se refiere a la naturalidad y humor en los personajes y diálogos. Aunque hoy en día estamos mucho mejor que en la era de "Hanna Barbera" con sus miles de autoplagios de Scooby Doo y otras lindezas, así que tampoco podemos quejarnos demasiado.

3 Comments:

At 1:36 PM, Blogger Dany el Ñoño said...

Tengo un grato recuerdo del inspector, aunque hará la intemerata que no veo nada de él. El dibujo del personaje siempre me pareció muy atractivo... Me ha despertado la curiosidad ya que le ha gustado tanto esta revisión, miraremos algo a ver.

Un saludo :-)

 
At 8:12 AM, Blogger choko said...

De pequeño era un gran fan del Inspector, ahora lo soy también del gran Peter Sellers, no sé si esto tiene algo que ver con algo pero ahí queda.

Yo creo que el Clouseau que más se parece al personaje de dibujos animados es el de "El nuevo caso del inspector Clouseau" que curiosamente no tiene nada que ver con el diamante de la pantera, pero ahí también tiene un ayudante, lo que pasa es que, al contrario que el de los dibujos, es bastante más inteligente que él...

No sé si recordarás aquel final de la serie de dibujos en que Clouseau y la Pantera salían de un teatro "real" y la Pantera se metía en un coche y dejaba al inspector en tierra, eso siempre me hacía reir...

En fin me has llenado de recuerdos y te doy las gracias por ello :O)

 
At 5:49 PM, Blogger Juster (Iván Pérez) said...

Yo tengo una cinta vhs de la pantera rosa, y siempre me ha encantado (la cinta se la cambié a un amigo cuando tenia 10 años o así, el debe de tener aun la que yo le dejé sobre el puto perro pluto, salí ganando con el cambio) luego creo que sacaron una serie en la que la pantera rosa hablaba y... bueno... una puta mierda.

Es usted grande amigo Robertop (a ver si algun dia quedamos por los bilbaos)

 

Post a Comment

<< Home