Skip to main content

Fuera de Juego (8): El país de las golosinas


La temporada deportiva se ha terminado y con ella mi tira, que volverá en octubre, pero rescato otra que no había publicado en el blog aún (al menos no en éste blog). ¿Alguien dijo Homer Simpson en el País del Chocolate? No, la verdad es que no me inspiré en ello, aunque pueda parecerlo. Evidentemente me basé en Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll y en las ilustraciones orginales de John Tenniel para este libro. Tanto el libro como la película de Disney (siendo bastante distintos en cuanto al tono) me gustan mucho.

Comments

Dany el Ñoño said…
Jo, qué chulada los dibujos de Alicia a lo John Tenniel, un "monstro". Me gusta como siguen teniendo tu inconfundible toque, te curras todas las tiras pero algunas se salen, como esta ;-)

Un saludo :-)
Kai Doh Maru said…
A ver, hace tiempo que no entro por akí, y te veo flojillo ejem. Soo decirte que a las personas que les gustan tus creaciones (entres ella me encuentro yo muy orgullosa) nos parece que te estás dejando. No estarás pensando en tomarte vacaciones o esas cosas, verdad? jejeje Es broma, a ver cuando nos alegras un poco la vida con tus dibujito.

Un besito. Anye
Kax. said…
jojojo... Yo también necesitaría que alguien me leyera la tabla calórica de los alimentos cada día...

Lo que no tiene perdón es lo de seguir al chocolate blanco... que ni siquiera es chocolate.

¡Felices vacaciones a todos los que nos vayamos de vacaciones!
Gracias, don dany. Tú sí que curras, compadre. Que te sea leve.

Kai doh maru, pensaba que te habías quedado en mi viejo blog. Jo, no me pasas ni una;), es la primera tira que repito y sólo porque pensé que aquí se apreciaría mejor el dibujo...pero tienes razón, dentro de dos días me voy de vacaciones. Mientras tanto estoy currando en otros dibujos que cuando vean la luz pondré por aquí, ¡palabra! Así que esto se actualizará más a partir de septiembre o así...un besito para ti también (para el resto de las potenciales lectoras: aprended de ella y mandadme también besitos:D)

Kax: Pues eso, felices felicitaciones. A mi si me gusta el chocolate blanco, perdóneme.
El chocolate blanco mola más que el negro. Blasfemia, sí, pero maldita sea qué bueno que está.

Y la tira mola mucho. Me encanta el tono general.

Popular posts from this blog

No diga "Sí", diga "Oui"

Una de las cosas que me han regalado estas navidades ha sido un par de dvds de El Inspector, aquellos dibujos que solían acompañar a la Pantera Rosa en su entrañable "show" televisivo recientemente recuperado por Cuatro, ese canal que, al menos en sus inicios, se especializó en el refrito y en la nostalgia.
Cuando era pequeño me llamaban especialmente la atención los dibujos animados protagonizados por animales, así que en El show de la Pantera Rosa mis favoritos eran los de la propia Pantera, y también otros como El oso hormiguero y la hormiga. Sin embargo recuerdo vagamente haber disfrutado también con el Inspector, pero el caso es que no tenía muy frescos sus dibujos hasta que volví a ver alguno, de pasada, en Boomerang y me pareció que tenía buena pinta.

Más tarde adquirí la edición en dvd de todos los cortos de la Pantera Rosa y aún es el día en que no los he visto todos. La Pantera era un gran personaje y algunos de sus cortos son desternillantes, pero las situaciones m…

Fuera de juego (86): Recortable

Veremos qué pasa...de momento no pinta bien la cosa...
Clowes contra el mundo.
La tercera adaptación cinematográfica de un cómic de Daniel Clowes vuelve a presentar a un protagonista, Wilson, que ve con ojos críticos el entorno que le rodea. Repasamos la trayectoriadel dibujante norteamericano como guionista de Hollywood.
En la historieta corta “Guante de seda”, publicada originalmente en el número once de la revista Eightball en 1993, el dibujante norteamericano Daniel Clowes (Chicago, Illinois, 1961) ilustraba una supuesta adaptación cinematográfica de su cómic“Como un guante de seda forjado en hierro” en la queHollywood malinterpretaba la surrealista y siniestra obra de partida para convertirla en un superficial producto de acción. Al final de la historia la pareja que está viendo la película revelaba algunos datos sobre el dibujante que la había escrito: “¡Ganó un montón de pasta con la película y se hizo adicto a la cocaína, y se endeudó con la mafia, y ahora se ha hecho evangelista!” A pesar de esta desconfiada visión del mundo de Ho…