Saturday, September 23, 2006

Clerks 2 o mi amor/odio hacia Kevin Smith


Hace varios meses un amigo me mandó un link a un vídeo en el que Kevin Smith aparecía hablando sobre su proyecto fallido de guión para el nuevo film de Superman, que por aquel entonces iba a dirigir Tim Burton y que finalmente fue presentado en las pantallas de cine por Bryan Singer, con un resultado entre acertado y anodino, bajo el título Superman Returns.

En el vídeo, ciertamente desternillante, vi por vez primera al director/guionista/comic-fan hablando en público durante algunos minutos, más allá de su interpretación del personaje del Silencioso Bob. Al contrario que éste, Smith es un tipo bastante locuaz, como él se define "una puta de la prensa", posiblemente también algo bocazas como casi todos aquellos que tiene vocación de show-man. Pero al mismo tiempo, hay que reconocerlo, sabía cómo contar la historia y hacerla divertida, introduciendo no pocas puyas hacia la forma de hacer películas en la meca del cine y resultando finalmente gracioso y simpático. (Recomiendo encarecidamente que busquéis el vídeo con subtítulos, que debe rondar por Youtube)

Cuento esto porque esta es la impresión que en general tengo del cine de Kevin Smith y de todos sus productos adyacentes (cómics, dibujos animados...), obras simpáticas y divertidas, pero que a veces , como los show-man, se creen demasiado simpáticas y divertidas, y en consecuencia resultan artificiosas o cargantes.

Hará unos diez años acudí al cine a ver Persiguiendo a Amy, sin ninguna referencia clara de lo que me iba a encontrar. Y lo que encontré me gustó. Mucho. No sólo porque por una vez los protagonistas de una comedia romántica eran dibujantes de cómic, sino porque además este medio estaba retratado de forma realista. Porque los personajes eran simpáticos y sus diálogos eran vivos y mordaces, y poco o nada ñoños. Porque era sentimental sin ser tópica ni cargante. Y porque en definitiva tenía poco que ver con las comedias románticas al uso, pero resultaba igual de entretenida, siendo más original.

Por supuesto, había defectillos. Ciertos diálogos excesivamente largos sobre temas sexuales o sobre emociones amorosas estaban en el límite entre la observación de situaciones cotidianas y la excesiva empanada mental, pero afortunadamente no era algo muy grave.

Poco después alquilé las otras dos películas hasta entonces realizadas por este director (dos películas que , como yo, mucha gente habrá visto en vídeo): Clerks y Mallrats. Para no extenderme demasiado diré que la primera me gustó, pese (o tal vez gracias a) la modestia de la propuesta, aunque también tenía sus ratos sosos y su humor de gusto discutible, y la segunda no me gustó demasiado, aunque un tiempo después la encontré en televisión y vi que era un gran divertimento si asumías su estilo gamberro y ligeramente descerebrado.

Llegados a este punto, creo, es cuando se produjo la transformación. Smith había conseguido tanto éxito con estas tres películas que se suponía que ya contaba con un estilo propio fundamentalmente basado en: alusiones tebeísticas, personajes que se colaban en todas las películas, diálogos tan banales como divertidos y sexo (sobre todo hablado). Entonces sus personajes se convirtieron en una especie de iconos, algo así como personajes de dibujos animados o de cómic (cosa que, de hecho, acabaron siendo). Pasaron de ser el reflejo de determinados tipos humanos juveniles a ser unos caracteres registrados marca Kevin Smith.

Esto tuvo consecuencias negativas y positivas. Entre las últimas, el uso y abuso de personajes como Jay y Bob el Silencioso, sirvió para que les cogiéramos más cariño, del mismo modo que se lo tomas a la estrella de una serie televisiva, aunque finalmente pueda acabar cansándote. Provocó el fenómeno de que sus obras fueran de culto, básicamente porque eran tan autoreferenciales que resultaban atractivas para cualquiera que tuvieramos algo de sangre "friki" en las venas.

Así, con sus personajes institucionalizados, pensó que podría meterlos en otro contexto completamente distinto y de ese experimento surgió Dogma, que es como intentar poner a Mickey Mouse como protagonista de una historia de fantasía épica. Algo que, de hecho, se ha llevado a cabo en cómics y posiblemente en algún videojuego, quizá con mayor éxito que el conseguido por el film de Smith.

Dogma pudo haber funcionado e incluso dado lugar a otra saga de películas completamente distintas si Smith fuese un director capacitado para ese tipo de historia. Pero no, un film de acción/aventura paródico con toques existenciales es algo más propio de directores como Terry Gilliam. Al final los aspectos más divertidos del film son los menos fantasiosos y el resto resulta enormemente aburrido cuando se ve por segunda vez.

Su siguiente película, Jay y Bob El Silencioso Contraatacan fue simplemente una más de las típicas comedietas americanas, del género juvenil descerebrado, que ofrecía cierto divertimento entre muchas escenas de absoluta auto-condescendencia. Posiblemente era el producto indicado para tan descerebrado dúo de personajes, pero el setenta por ciento del humor carecía de originalidad o gusto.

Por fin llegó Jersey Girl, con un planteamiento más sobrio y realista, una película que hasta la fecha no he tenido oportunidad de ver, pero que ,a buen seguro, sea un film agradable, pero visto mil veces. Es decir, algo que ya no supone una alternativa a otro tipo de comedias románticas, sino más de lo mismo.

Como la comedia romántica al uso no es el género preferido de los fans de Smith, no le ha quedado más remedio que volver a sus orígenes con Clerks 2, con notable éxito de crítica y público. Esa ovación que recibió en el Festival de Cannes no diré que fue inmerecida, pero sí tal vez excesiva para un director que hace películas muy divertidas, pero también muy sobrevaloradas, que odio y amo a la vez.


El dibujo de Becky, el personaje de la espectacular Rosario Dawson, que ilustra este "ladrillo", está realizado en una chapucera mezcla de boceto a lápiz y dibujo con el photoshop y el resto de los personajes están dibujados directamente en dicho programa con la ayuda de la tableta digitalizadora.

8 Comments:

At 2:54 AM, Blogger AzA said...

Pues para ser un "cutre boceto conn photoshop" te ha quedado bien ;) y los personajes de alrededor muy conseguidos :D

 
At 4:19 AM, Blogger UPL said...

Hombre, sobre el film de superman, anodino, no creo... el hecho de que tenga un hijo Superman ya hace a la peli importante... al menos para los seguidores del héroe en el cine.

 
At 5:39 PM, Blogger Dany el Ñoño said...

No he visto Clerks 2, lo que compensa no haber visto la uno tampoco, pero si he visto el cartel de la primera por esas cosas de la casuística y me molan las caricaturas, se parecen dentro de la sencillez. La que más me gusta es la chica, siga dándole al potochof siga, saldrá algo bueno seguro :-)

Un saludo :-)

 
At 7:20 PM, Anonymous Anonymous said...

Hola, relacionado con lo que dices mira este sitio de videos porno que se llama tubbr y que es un agregador de videos porno del youtube

 
At 7:36 PM, Anonymous Anonymous said...

Hola, relacionado con lo que dices mira este sitio de videos porno que se llama tubbr y que es un agregador de videos porno del youtube

 
At 8:05 PM, Anonymous Anonymous said...

Hola, relacionado con lo que dices mira este sitio de videos porno que se llama tubbr y que es un agregador de videos porno del youtube

 
At 8:57 AM, Anonymous Anonymous said...

Hola, relacionado con lo que dices mira este sitio de videos porno que se llama tubbr y que es un agregador de videos porno del youtube

 
At 11:42 AM, Anonymous Anonymous said...

Hola, relacionado con lo que dices mira este sitio de videos porno que se llama tubbr y que es un agregador de videos porno del youtube

 

Post a Comment

<< Home